La sociedad hacia el vacío

Nos encontramos frente a una sola catástrofe cuyo eje articulador es un ataque sistemático contra la vida, que comporta diferentes manifestaciones pero que comparte la instalación de sentidos sociales que amplifican y normalizan su carácter destructivo. Esta ruta iniciada a finales del siglo XX nos conduce hacia un abismo, un vacío social que cada vez comportará expresiones más atroces y cuyos mecanismos de profundización y regularización es preciso indagar. Destacamos un par de vertientes de este proceso retrógrado que está teniendo lugar en distintos espacios y países de la región. La militarización de nuestras sociedades que articula el apuntalamiento del patriarcado y en relación a ello, distintas expresiones de intolerancia y violencias contra el movimiento feminista que tienen lugar a lo largo de América Latina y el mundo.

Las redes de la guerra-América Latina en Movimiento 544

La intervención simultánea en una infraestructura crítica, en el circuito financiero, en las redes comerciales y en la formación de sentidos y la manipulación de la opinión pública conforman parte sustancial de los nuevos entramados de la guerra. La sociedad está siendo sometida a procesos autoritarios inéditos por su profundidad y abarcamiento. Así, la superioridad tecnológica y operativa en el ciberespacio es herramienta clave para la disputa hegemónica y para disciplinar a los pueblos rebeldes que, por cierto, siempre encuentran los poros del ciberpoder y las rutas de la emancipación. Co-edición de ALAI y OLAG.

Brasil ante el gobierno Bolsonaro: Catástrofe y afrenta contra la vida

El triunfo electoral de Jair Bolsonaro se avecinó como una catástrofe. En un contexto de gobiernos latinoamericanos como los de Iván Duque, Sebastián Piñera o Mauricio Macri; se agregan personajes como Rodrigo Duterte en Filipinas y desde luego Donald Trump. En relación a ello resulta elocuente y preocupante que existan visiones que señalan que lo que anuncia Brasil es incluso peor que lo visto en dichos gobiernos, a tal grado que se ha aludido a que el ahora presidente Bolsonaro encarna la “vanguardia apocalíptica”.